viernes, 19 de septiembre de 2014

El complejos de bucanero, Peter Pan y la sagrada fiesta pastafari

Arrrr, marineros.

Tres meses sin vacaciones, en vacaciones, es un periodo muy duro.

Por suerte se otea en el horizonte una fiesta. El sagrado día internacional de hablar como un pirata o DIDHCUP.

Ayer ya se veía mar de fondo, y grumetes de agua dulce al timón de todo tipo de naves con ruedas. En Madrid y sus accesos, cuando caen cuatro gotas, la peña empieza a pensar en babor y estribor, y se olvida de conducir.

Además he visto brumas a estribor, las de RRHH han pensado que es divertido declarar el día de traer a los hijos al trabajo y claro, hay petición de voluntarios.

Yo he contribuido con mi propio papiro donde se lee: "esto no es un evento para las coreanas de 19 años, att. Woody", y aún así, he teniddo que venir con un gorro-colador de pasta y un parche en el ojo.

Pienso trabajar algo, pero también daré rienda suelta al señor eDonkey, microtorrent lo acompañará y quizás myPony haga algo. El problema es que no se que me puede hacer falta, por lo que empezaré por los capítulos de Verano azul remasterizados en blurey como rezan las etiquetas de cierto supermercado a una óptica pegado.

Disfrutad mientras tanto del buscador de la gran G en pirata tanto como voy a disfrutar de la teofágia en el día de fiesta religiosa pastafari.... Ramén.

Teofagia motivacional

Hasta otra marineros.