martes, 13 de diciembre de 2016

Las edades de Sistemas y La vida eterna. Una utopía anacrónica

Paseaba el otro día por la calle, en estas fiestas tan entrañables...
Por cierto, la entraña asada está bastante buena con unos boletus y patatas panaderas.
A lo que voy, que alguien en la terraza comentaba:

- Sabes que te haces mayor cuando los niños en la calle dejan de jugar al fútbol diciendo "Deja pasar al señor".

Y pienso...

- Hace muchos años que no veo críos jugando en la calle a la pelota.

Al pensarlo me he puesto triste... Me he puesto a recordar...

Sólo hace unos pocos años que había televisión gorda, y yo estaba bastante más delgado. Recuerdo perfectamente ese tipo de teles, dado que yo era el mando a distancia.
Ahh, que tiempos. Ellas cada vez más delgadas y yo cada vez menos.

Pero peor aún, es que lo digan los niños, y lo confirmen los ancianos con el clásico "¡Niño! ¡Deja la pelotita que vas a dar al señor!".

Tristeza eterna.

En fin, que estábamos Becario_AKA_N1 y yo en la parada del autobús, con las herramientas y el cable sobrante de una instalación cuando se nos acerca una dulce ancianita, de unos 30 años y cinco gatos, que nos dice "anda, un par de ingenieros eléctricos". Nos miramos con cara de sorpresa y vuelve a hablar "tengo un problema eléctrico en casa. ¿Me ayudaríais a desenredar las luces de navidad?" Baste decir que pedí un taxi que me sangró casi 20 lerus por un par de kilómetros mal echados. No tengo ni idea que ha sido de Becario_AKA_N1.#HistoriaReal