lunes, 5 de mayo de 2014

La obra dentro de la obra, o lo que ha fumado Macbeth

Hoy me ha tocado arremangarme.
Se supone que soporte se va a venir a una nueva planta en nuestro edificio, así estarán mas controlados, o eso piensa Lisa.
Lisa es la jefa de recursos humanos, o lo que aquí piensan que es eso.
Bueno, el caso es que tiene en su poder todos los CV que han llegado alguna vez a la empresa y es un ejemplo claro de síndrome de diógenes digital, nunca deshecha ningún tipo de información que le pueda ser útil, en resumen, es como Google.
Lo cierto es que yo ya intente entrar en esta empresa llamada Matailusiones S.A. hace bastantes años cuando yo todavía era un ser imberbe con un currículum de más de 2 páginas

Din...Don...Din...
- Sistemas...
- Sistemas, sube.
- Joder ManoloElDelBombo, con la fluidez y contundencia de un café de máquina a las 7 de la mañana.
- Tengo cafetera nueva aquí arriba, te invito a uno.
- Miedo me da, tu nunca das nada gratis. - Cuelga pero oigo unas risitas de fondo que no me gustan nada.

Llego a la planta y me acerco a su cubículo.
- Sírvete tu mismo. - Ale, una maquinita de cápsulas de las del cluni. - De cualquiera menos del morado.
- Vale, ahora lo hago pero dime primero porqué me has hecho venir.
- Te vamos a habilitar la parte de arriba del edificio, lo que estaba sin terminar.
- Genial, pero tendrás que terminar la obra y no te veo muy en forma. Además estaré mas cerca del CPD.
- A demás, vamos a traer a los becarios de nivel 2 y nivel 1 porque vamos a dejar el edificio.
- Me gusta mas aún, esbirros gratis.
- Me alegra que te guste. - Pulsa el intercomunicador - Lisa, puedes venir.

Llega lisa con una de sus carpetas, toda sonriente y con cara de mala.
- Te vamos a pedir que uses tus habilidades descritas en este documento para ayudar en la obra.
Me muestra una de mis primeras versiones de CV en el cual describía todo mi historial en todos los sectores, y como hubo un tiempo que puse ladrillos, el pasado viene de visita.
- Pero Lisa, yo no puedo hacer esto ahora, CentralDeCarnes no me paga por ello.
- No te van a pagar ellos, lo vamos a pagar nosotros, por lo que tendrás un correo de autorización de unas cuantas horas extra.
- Entenderás que tengo que preguntarlo, pero que no me hace ninguna gracia, y que de hecho, me niego.
- Haz este favor, que nosotros te cuidaremos mejor.
- Quiero las horas a un 250% del normal.
- Eso es excesivo. - Tardaba mucho en hablar Manolo.
- Hecho pues, esa es mi condición. - Me cojo el café y me voy bajando a mi cubículo a seguir limpiando equipos.

Llamo a CentralDeCarnes.
- Hola. Soy Sistemas.
- Hola, espera que te paso.
Bzzzz...Bzzzz...Bzzzz...Bzzzz...Bzzzz... - Es como tener una colmena en la oreja.
- Hola Sistemas, tengo un correo pidiendo que hagas unos servicios especiales en Matailusiones.
- ¿De verdad tengo que poner ladrillos?
- Si, luego les paso una factura y te compensaré con vacaciones.
- Sabes que no necesito mas días de vacaciones.
- Bueno, pues es lo que hay.

Llamo a ManoloElDelBombo.
- Manolo, Hola.
- Dime Sistemas.
- Es un 250% al final ¿verdad?
- Ya lo veremos. Fijo tienes el 175%. - Menos da una piedra.
- Bueno, pues dile a Lisa que le pasaré un pedido grande que hay mucho que hacer en el CPD.
- Te llamarán mañana antes de las 10.
- Vale. Hasta mañana.

Ayer, ManoloElDelBombo ha contratado una partida de obreros y hoy ha llegado el que supone va a ser mi oficial y yo lo voy a ayudar a hacer las escaleras. Solo eso.
Obviamente después de que termine de hacerlo esto voy a encargar mí personalmente de destruir toda información sobre mí en el equipo de Lisa.

Din...Don...Din...
- Aquí sistemas. - No quiero ponerme bruto por la mañana.
- Hola sistemas, soy Segurata.
- Hola Segurata qué tripa se te ha roto.
- Pos nada que tengo aquí uno con un mono azul que pregunta por ti.
- Vale majo, ya bajo.
- Ya que vienes tráeme un teclado que se me ha caído café otra vez.
- Pues que sea la última, que de esto voy a dar parte a Lisa - más que nada para que vayan cargando otra caja de 10.

Bajo y me encuentro a un bigardo de aproximadamente "talla armario de dos cuerpos" con una carretilla, 3 sacos de cemento, arena, cubos y demás herramienta.
Le cuento donde tenemos que hacer las escaleras y que vaya subiendo material
- Oye niño que aquí yo soy tu oficial y yo no subo. Lo subí tú, belloto. - Menudo acento andapilas que lleva, y huele a carajillo de anís que tira para atrás. Empezamos bien.
- Por lo menos tendrás un nombre, que eso de niño...
- Si, OnceBrutos.

Subo el material y preparo una pastera en el esportón que ha traído, para no manchar el suelo.
- Oye niño, que me has manchado el esportón donde guardo la herramienta.
- Pues lo limpias luego, que no quiero broncas por dejar el suelo de esta planta embarrado.
- Pues empezamos desde arriba, total, es una escalera. Y la pastera la habrias hecho allí - Joder otro listo.
- Será mejor que me quede con la parte de logística. Tu a lo tuyo.
- Tranquilo belloto, que tenemos muchos días. - Joder que elemento.
- ¡No me llames belloto! Advertido quedas.

Saca el metro. Mide la altura total entre solados y le veo esforzándose por hacer cuentas.
- 2,9 metros entre 15 escalones . . . Que resultado mas raro sale. 2,9 metros entre 17 escalones . . . Burrrbr sale mas raro aún.
- 2,9 serán 18 escalones de 16 o 16 de 18.
- Tu a lo tuyo belloto, que se dividir prefestamente, que terminé segundo de la E.S.O.
- Bueno pues nada, cuando lo tengas te empiezo a pasar rasillones.
- 290 entre 18. 29 entre 18, dos, no uno, uno, uno por uno, al dos uno, uno por ocho, uno al nueve. Once y bajo el cero. Niño trae una cerveza que necesito combustible.
- No hay cerveza, si quieres agua, en la esquina.
- El agua es para las plantas, belloto, que panda de sosos siempre en las oficinas.
- Termina de dividir, estaré en la oficina de negocios. - Se la ha jugado y ha perdido.

Me acerco al cubículo.
- ManoloElDelBombo, que es eso que me has traído, que le cuesta hasta la operación mas sencilla.
- Es lo que hay, lo que me dicen en Burbujas es que no hay nadie como él tirando metros.
- Pues como no sea por lanzamiento...
- ¡BELLOTO! ¡ESA CERVEZA YAAAA!
- Me parece que me llama.

- Salen 10 escalones de 18, belloto. - Con cara de orgullo de haber hecho una división de quinto de primaria de nivel.
- ¿Como?
- Pues como lo oyes, si, son un poco altos, pero no mas que los tacones de esa jamelga que acaba de pasar.
- Veo en la pared una operación a lápiz.

- Me parece que me voy a ocupar también de esto yo. Son 16 cm de alto, y salen  18 escalones, y no sabes dividir. - Veo que coge una maza de con fuerza ..., agarro un lart de la sala de comunicaciones ... - Creo que será mejor que dejes esto aquí y que bajes al bar de la esquina a por un solysombra que lo necesitas. - Si me quedo solo, seguro que podré terminar las escaleras en una mañana.
- Me voy, pero solo porque ya son las once y es hora del bocadillo. Belloto.

A las 3 de la tarde, con 10 escalones terminados veo que sube OnceBrutos con un globo que no se tiene.
- Échate la siesta ahí que se me ha acabado la pastera y quiero hacer mas.
- llalllalalallallalllaaaamame aqalalas 7 qiue me viene a biuscar la frangoneta. Voy a echar una siestecita.

Me acerco a los cubículos y llamo a Lisa y a ManoloElDelBombo.
- Que sea la última que me hacéis esto. Si pasas por la escalera, verás lo que hay, Y se llama OnceBrutos.
- Vale, ahora vamos.
- Por cierto, Lisa, te ha llamado "jamelga con taconazo", que a mi me parecen muy bonitos. Me voy al CPD que el cemento tiene que fraguar y hasta mañana no se puede hacer nada.

Me siento en mi consola y reviso los robocopy que se lanzan. Tengo que cambiar de forma de gestionar las copias de seguridad.
Oigo gritos y el de seguridad pasa corriendo por delante de la puerta de mi sala. Seguro que ya han despertado al Oncebrutos. Voy detrás y llegamos a la escalera.
El espectáculo es digno de programa de telecinco, la de los tacones en el suelo que se ha resbalado con la pota del obrero que está enzarzado con ManoloElDelBombo y el de seguridad que no sabe que hacer.

- Seguridad, mañana no le dejes entrar, mándalo directamente al bar.
- Vale, voy a separarlos antes de que se líe mas gorda.
- Pero que no se lleve las herramientas, que voy a terminar mañana la escalera.
- Vale, por cierto, buen trabajo.

Si es que no aprenden, ni a lo bruto. Pero no han vuelto a pedirme mas cosas fuera de mis funciones.